DENUNCIA IRREGULARIDADES EN SEGURIDAD

Denuncias de instrusismo e irregularidades en materia de Seguridad Privada: http://www.vigias.org.es/denuncia.html elagentedeseguridad@gmail.com
Webs de Seguridad










Blogs de Seguridad











Conectarse

Recuperar mi contraseña

El Twitter de El Agente de Seguridad

Contacta con la Sala de Coordinación de seguridad Privada

FFCCSS







Contador de Visitas

Contador gratisDesde 08-05-2009
Redes Sociales

Barcelona El brutal puñetazo de un portero de discoteca airea los conflictos nocturnos de la calle Tuse

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Barcelona El brutal puñetazo de un portero de discoteca airea los conflictos nocturnos de la calle Tuse

Mensaje por Biutre el Lun Abr 13, 2015 2:09 pm

Barcelona
El brutal puñetazo de un portero de discoteca airea los conflictos nocturnos de la calle Tuse

El vídeo de un portero de una discoteca de Barcelona dando un puñetazo a un cliente circula vía Whatsapp por medio mundo.

Un joven se acerca al portero de una discoteca de la calle Tuset de Barcelona y le susurra algo al oído. El encargado de la puerta del establecimiento le mira perplejo y, de repente, le propina un espectacular puñetazo que lo tumba al suelo. Un K.O. digno de un ring de boxeo. El vídeo que muestra la escena, procedente de las cámaras de seguridad del local y grabado con un móvil, ha corrido como la pólvora por medio planeta a través de Whatsapp. La imagen es muy impactante, pero sólo cuenta el final de una pelea que tuvo dos relevantes incidentes previos. Y, ¿fue un hecho puntual? Fuentes del local aseguran que hay diversos incidentes cada noche y los vecinos de la zona se quejan de ruido e incivismo cada fin de semana, a pesar del patrullaje policial y las campañas de civismo que realizan los bares y clubs. Según los propios locales, la calle acoge entre 4.000 y 5.000 personas cada fin de semana.

La historia del vídeo
La agresión filmada tuvo lugar la madrugada del 5 de septiembre de 2014. Eran las 4:38 horas, como confirma la datación de las cámaras, y la discoteca Bling Bling de la calle Tuset celebraba uno de sus habituales jueves universitarios. Fuentes de seguridad del local han relatado a LaVanguardia.com que el episodio fue la culminación de un conflicto más prolongado con este mismo cliente, que empezó cuando éste se coló en la zona VIP y se llenó el vaso con la botella de una pareja sentada en una de las mesas del reservado, sin conocerlos de nada. El gorreo irritó al VIP de la mesa, que avisó a un responsable de Seguridad. Decidieron sacar a la calle al joven, "un extranjero de unos 25 o 26 años, con aires de chulo y aspecto de clase alta", lo que no habría sentado nada bien al implicado.

Según esta misma fuente, que fue testigo del puñetazo y aparece en el vídeo, el joven estuvo un buen rato insultando a los vigilantes de la puerta y exigiendo volver a entrar a la discoteca. "Sacamos más vigilantes a la puerta, para intimidarle un poco; como le ignorábamos, al final se cansó y se fue calle abajo", continúa. Sin embargo, al cabo de un rato el veinteañero habría regresado a la puerta de Bling Bling para volver a exigir que le dejaran entrar y, ante la negativa, "le lanzó una piedra al portero", que estaba de espaldas, "y salió corriendo". El proyectil dejó un moratón en la parte trasera del hombro del portero y fue documentado con fotografías –a las que ha tenido acceso este medio– para la elaboración de un parte médico. El objeto lanzado era un trozo de baldosa procedente de una bolsa de escombros que había en la calle Tuset. "Nos hemos quejado mil veces a la Guardia Urbana y a la empresa de construcción pero no sacan las bolsas, de noche son un peligro", lamenta el jefe de seguridad de la discoteca.

Esta fuente, que trabaja habitualmente en el local, asegura que cada noche se producen "varias incidencias", que pueden llegar hasta la docena. Se queja de poca atención policial y asegura que aquella madrugada llamó al 112 para relatar lo sucedido y solicitar una patrulla, que no acudió. Daban el episodio por concluido, prosigue, pero "35 o 40 minutos después" el joven "volvió con un amigo" para intentar de nuevo entrar en el local. "Fue entonces cuando se acercó al portero y le dijo al oído que si no le dejaba entrar le rajaría con una navaja", afirma el responsable de la sala. "El portero se lo mira, le pregunta qué ha dicho y el joven le repite que le sacará una navaja si no le deja entrar. Fue entonces cuando el portero le pegó el puñetazo que se ve en el vídeo", concluye. El chico no presentó denuncia a los Mossos d'Esquadra.

Dos meses suspendido tras difundirse el vídeo
"Nunca es justificable pegar, por supuesto que no, pero un tío que vuelve tres veces para encararse con un grupo de porteros, que cruza el cordón de seguridad… Ojo con él. Además, este portero ya sufrió un navajazo hace años en el Port Olímpic", señala. "No lo justifico pero le comprendo", musita. Aquella madrugada los responsables de la sala habrían regañado al portero, pero no se tomaron más medidas.

En enero, tres meses más tarde, el vídeo se viralizó y la empresa empezó a recibir llamadas sobre el incidente. "¡Nos llamó tanta gente! Conocidos de aquí, antiguos clientes desde Dubai… Una locura", señala el jefe de sala. Ante tal difusión, los propietarios pidieron ver el vídeo y ordenaron despedir ipso facto al portero: "Poco antes se había decidido suspenderle dos meses de empleo y sueldo, pero como ya se le había mandado a casa y era una persona que llevaba años en la empresa sin haber dado nunca problemas, al final se decidió no despedirle y que quedara sólo en una suspensión". Pese a esta excepción la política oficial de empresa, reitera una vez y otra este portavoz de Bling Bling, es despedir a cualquier empleado que pegue a un cliente.

La discoteca pertenece al Grupo Costa Este, un gigante de la noche barcelonesa, que dirigen los hermanos Ramon y Javier Bordas –éste último, directivo del FC Barcelona– y que incluye una veintena de clubs y restaurantes muy conocidos de la ciudad, como Opium, Nuba, Astoria, Soho o Pachá.

Quejas vecinales por el ruido
El vecindario vive con resignación el bullicio en esta zona de marcha, que se extiende desde Balmes hasta el Turó Park. "El ayuntamiento aumentó la iluminación y el año pasado conseguimos que nos pusiera una patrulla de Mossos de proximidad, que por las noches recorre sólo Sant Gervasi Sud, sobre todo los fines de semana", explica Carme, vecina y vocal de la Asociación de Vecinos de Sant Gervasi Sud. "Pero ya se sabe, cuando la patrulla dobla la esquina los chavales vuelven a ponerse en el mismo lugar y a gritar y hacer ruido", explica. "En Tuset hay muchas oficinas, pero al ir de bar en bar pasan por otras calles más residenciales, como Laforja, Santaló…", señala. La portavoz vecinal asegura que no son frecuentes las quejas sobre peleas, aunque sí reciben muchas sobre incivismo: "Por la mañana en los portales de los edificios encuentran de todo, desde meados hasta botellas vacías y bragas; se montan su fiesta privada". Lamenta que la entidad es pequeña y tiene "poca fuerza" para exigir, y reconoce que principalmente se centran en reivindicar equipamientos para el barrio.

Ante un pico de quejas vecinales y la entrada en vigor de la ley antitabaco, en 2012 los locales de la calle Tuset se organizaron para reducir las molestias y concienciar a los clientes. Crearon la Asociación de bares, restaurantes y Ocio de la calle Tuset, con sede en el bar La Bolsa, que impulsó junto a la patronal del sector y el consistorio barcelonés la campaña Maximum Fun, Minimum Disturbance! [¡Máxima diversión, mínima molestia!] para reducir el ruido en las entradas y salidas de los locales. Un spot, publicado hace dos meses en la página de Facebook de este bar y realizado por una productora profesional, también invita a respetar el descanso de los vecinos. Muestra a un grupo de jóvenes bebiendo y gritando en la calle, que se convierten como escarmiento en personajes de cine mudo.

Hace mucho que Tuset no es una 'Street'
La calle Tuset, de apenas dos manzanas de longitud, lleva medio siglo vinculada al ocio nocturno barcelonés. Tuvo su época dorada en la segunda mitad de los 60 y los últimos años de dictadura. Jóvenes de clase media-alta y alta, ansiosos de modernidad europea y progresismo, llenaron sus terrazas y locales con minifaldas, melenas Beatle y música anglosajona. Incluso bautizaron a su callejuela fetiche como Tuset Street. Sin embargo, la gran influencia política y cultural de aquella generación, conocida como la Gauche Divine, no pudo impedir el declive de la calle durante los años 90 y 2000. La modernidad de Tuset se volvió añeja y las nuevas hornadas de jóvenes encontraron otros templos. En los últimos diez años la apertura de media docena de bares y clubs resucitó a Tuset como zona de ocio nocturno de moda. La proximidad del núcleo discotequero de Balmes y un cierto hueco de mercado en la oferta de la zona alta hicieron el resto.

La nueva Tuset –y alrededores– difiere mucho de aquella Street. Con una carga políticosocial menos explícita, hoy atrae sobre todo a jóvenes de clase alta –o que buscan aparentarlo– provistos de las mejores galas y muchas ganas de juerga. Flirtean y pasan de un local a otro en un ambiente informal y triunfador. Smartphones de ultimísima generación, tacones de aguja, camisas de marca y escotes de vértigo pueblan las aceras cada jueves, viernes y sábado. Y ya empieza a conocerse la zona con otro anglicismo: Little Madrid.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20150413/54429824478/agresion-discoteca-tuset-barcelona.html
avatar
Biutre
Administrador
Administrador

Acuario

Cantidad de envíos : 1520
Fecha de inscripción : 07/05/2009
Edad : 40
Localización : Iluro, tierra del Mediterráneo
Empleo /Ocio : Agente de Seguridad Privada
Humor : Adecuado al tiempo

http://elagentedeseguridad.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.